¿QUE QUIERE
DECIR CUIDAR?

Eleonor Faur y
Maria Pita

"Mucho
Cuidado"

“Cuidar a otrx no implica acallar su subjetividad ni negar sus derechos. (...) se trata de una actividad que incluye cuidados físicos, emocionales y sociales, indispensables para el bienestar humano en la medida en que permiten mantener y reparar nuestra propia vida, nuestros vínculos y nuestro entorno”.

¿Quiénes cuidan, dónde, en qué condiciones?

Los feminismos resaltan la importancia del valor político de estas prácticas, en sus dimensiones materiales y simbólicas. El neoliberalismo nos afecta de forma particular a mujeres y disidencias, ya que los trabajos de cuidados en su mayoría son realizados por nosotrxs en condiciones de extrema precarización donde muchas veces ni siquiera se recibe remuneración. No es sólo precarización laboral, se trata de precarización de la vida y se agudiza con cada nuevo embate del neoliberalismo. Las privatizaciones, la flexibilización laboral, los recortes en programas sociales y el endeudamiento funcionan como catapultas hacia un mercado al que durante años se presentó como la panacea de la autonomía económica.

Hablar de cuidados también es preguntarse sobre
la vida…
¿Qué significancias tiene vivir?

En este registro recogimos testimonios vinculados a esta discusión, donde se recuperan las formas que construimos para cuidar a otrxs y también a nosotrxs mismxs.

¿Cómo nos cuidamos?

INTI PEIRONE - Rosario

El cuerpo y la cuarentena. La desconexión con el afuera, con el otre; logró casi lo contrario con el propio espíritu y nuestro cuerpo. Despegarnos de la rutina, de horarios impuestos, nos propuso de alguna forma seguir ritmos naturales, biológicos, que por suerte muchos se detuvieron a escuchar y prestar atención. Los días ya no tienen horas, tienen ciclos? momentos.. mañana, tarde y noche.. En alguno de ellos, un grupo de amigues encontró la forma de conectarse y hacer Yoga. Así me propusieron dar esas clases, menudo desafío, había quienes exploran su cuerpo y su movimiento anteriormente y quienes jamás lo han hecho. Sumarle a eso la tecnología mediando los encuentros concretos. La cuarentena abre un desafío (al menos para mí) lograr que amigos encerrados, expectantes del devenir, asustados casi, encuentre en el día un momento en donde respirar, moverse y conectarse. La salud es movimiento. La Salud son les amigues. La salud es respirar y disfrutar del ahora.

CARLA SCARPIN

No puedo adjetivar la cuarentena, no puedo teñirla de sentimientos demasiados profundos, ¿quién dijo que la profundidad hace a la cosa?
Puedo notar que tuve algunos actos fallidos que me revelaron o me hicieron hablar de algunas cosas sobre las que no tengo control…
Las dimensiones más rebuscadas del otro, me devolvieron siempre algo propio de lo que no me quise evadir…
Lo tenía ahí, en frente de las narices y aunque me daba miedo, (porque siempre el inconsciente me da un poco de palpitaciones) le tuve que entrar porque un poco de valentía siempre ayuda en días repetitivos.
Reparé en la filiación. Esa novedad que busco constantemente en el mundo exterior, tal vez la podía llegar a encontrar en escribir o decir algo en la línea que mis anteriores me tendieron, el mismo camino me permitía hacer unos pasos al costado si se me antoja, por puro gusto. Ni en sentido contrario ni en la misma orientación, como el adentro-afuera de la banda de Moebius.
Mientras el mundo se detiene, me detengo y lo de más se convierte en la transgresión que me habita.

Rita Segato

La guerra contra
las mujeres

“El deseo de las cosas produce individuos, mientras el deseo del arraigo
relacional produce comunidad”

Nadia Ramirez Benites

Entre pensamientos, caos, académico y laboral; sopló el viento
Y un aroma ingreso por mi ventana
Hizo una párate a la rutina productiva
Remontándome a ese pasado conocido
Ese pasado vivido atravesó la epidermis de la memoria
Ese olor a hoja seca, a mañana de domingo otoñal
En la ciudad del cimarrón, Rosario.
¿Por qué los domingos siempre lucían igual de bellos?
Será el rayo del Inti (sol) que atraviesa la cortina
Será su esporádica calidez que me continúa despertándome-nos
Luz que ilumina, los momentos compartidos con une y otres.
Luz que ilumina, las risas entre sábanas
Luz que ilumina, el camino a la panadería mientras caen las hojas amarillas del Paraíso
Luz y viento, encuentro de otoño.
Luz y viento revolotean mis cabellos.
Luz y viento revolotean mis ideas
Sobre un pasado presente
De los caminantes de la tierra
De quienes me preceden y son parte de mí
Futuro, nunca en soledad.
Así me encuentra hoy la ciudad.

Las 12
“Mucho cuidado”

“No hace falta ser feminista para saber que las crisis recaen de manera diferencial sobre quienes están encargadas del cuidado de niñes, adultes mayores y personas con discapacidad. De quienes se reconocen en femenino se espera la entrega incondicional, se exige el cuidado de otrxs como una obligación, como un mandato biológico. Cuidan las niñas y adolescentes, cuidan las madres, las tías, las vecinas, las abuelas. Todo ese trabajo que se presume gratuito al interior de las casas sigue siendo desvalorizado cuando pasa al mercado”.

¿Qué vida queremos vivir?
¿Qué es una vida más digna?

El testimonio de María Cristina Mazzia (Rosario) que responde a las diferentes preguntas propuestas comienza diciéndonos “no conté la cantidad de palabras , ni sé con certeza si responde a lo que solicitaron , pero es lo que pude hoy. Creemos que de eso se trata un poco todo, hacemos lo que podemos.

María Cristina Mazzia lo expresa así:

TODA CRISIS ES OPORTUNIDAD?
Crisis desde la etimología viene de mutación , cambio ... momento decisivo, y en ese sentido sí creo que es una oportunidad. La crisis devela una situación, la hace visible y de esa manera lo que quizás permanecía oculto sale a la luz y eso nos da la valiosa oportunidad de actuar. Dicho de otro modo , se nos hace presente un llamado al que debemos responder porque es vital hacerlo. Rescato el tiempo para leer y escribir sin apuros y reflexionar sobre qué cosas ya no y cuales postergadas , ahora si.

LAS CRISIS AFECTAN DE MODOS DIVERSOS A MUJERES Y DISIDENCIAS?<
No lo se, podría arriesgar que las crisis son cuestiones existenciales a las que todos, con más o menos recursos, nos enfrentamos en la vida. Cada ser es diferente a otro, por múltiples razones , y eso lo encuentra de modo diverso también para enfrentar crisis.

QUÉ HACEMOS FRENTE A LAS CRISIS?
Qué me pasó? Los primeros días sensación de mareos, confusión, torpeza, insomnio, incredulidad ....Duró poco, hasta que pude acorralar el miedo , y comenzar a construirme una habitabilidad posible. Habitar el silencio, los encuentros, las palabras, las redes .

La Universidad de Adultos mayores , a la que asistí en forma presencial a algunos cursos, me dio la oportunidad de tres talleres de cine ( soy vieja cinéfila )tb taller de acuarelas por video y de lectura a los que ya asistía..... Cambió el soporte.. sin encuentros, cafés, charlas ... pero se sostuvo el deseo. El diario encuentro en aulas, charlas con nietos , hijos, afectos muy cercanos tb son un sostén. Me falta el movimiento.. deambular.. caminar.. oler los árboles...en fin.. mi vida.

Cumplí años en cuarentena (69) los festejé con encuentros virtuales.

Me dolieron mucho los 18 de mi nieto mayor Lucas , los 15 de mi nieta Mia.. no tanto los 9 de mi nieta Lua, px hasta ahí la familia es muy importante.

Me duelen los jóvenes.

No sé si tendrán marchas y encuentros con la alegría de las nuestras.

Con los abrazos sin reservas.

Con los besos sin barbijos.

Con el placer de reirnos hasta las lágrimas muy cerca y salpicarnos sin tapujos.

QUE IMPLICA CUIDARNOS?
Vivo sola desde que enviudé hace 9 años. Cuidarme significó amor, dolor y ausencias. No permitir que mis hijos me visiten, aunque alguno insista en hacerlo.

Me cuido teniendo rutinas de sol, taichi, feldenkrais, cocina , atendiendo mis necesidades culturales y sociales como se puede y durmiendo lo necesario.

Me cuido sin miedo a morir, no se trata de eso. Lo que sí me da pavor es morir sola en una sala de hospital armada en 15 días para la ocasión.

Celebrar la vida de los cuerpos
Reivindicar la vida de los cuerpos

Una pregunta que nos convoca en estos tiempos es cómo forjar un ensamble entre ideas y cuerpos. A los feminismos le importan todos los cuerpos, no algunos sobre otros. Y si algo nos resuena es que falta hablar de lo fundamental de la corporalidad, que también hace al ritual. En esa línea están las fotos que nos comparte Euge Prado (Rosario)

EUGE PRADO - Rosario

Rita Segato

"Hemos eliminado la
importancia del cuerpo.
Los rituales no son sólo verbales,
son rituales físicos, dotados de
materialidad. Toda la fisicalidad de
la existencia se está mostrando
ahora por su falta, su ausencia.
Sentimos una gran carencia de esa
materialidad que permanece sin
inscripción, sin registro." .

María Jimena Ramírez - Ciudad de Santa Fe

ALGUIEN…

Una mujer sabía dijo una cosa

que en su momento sonó muy graciosa.

Fue hace mucho tiempo

pero hoy vuelve día a día

cada vez que abro los ojos

en este momento de

aislamiento.

SIEMPRE HAY ALGUIEN

dijo aquélla vez

y nos echamos a reír…

¿Y si esa frase es real? ¿Y si fuera real? Amanezco recordando las personas que me sostienen… que sostienen mi angustia y mi sonrisa del día a día. Buscan maneras de hacerse presentes para acompañarme y también, en ese gran círculo, sentirse acompañadas… Mientras me desperezo esa sensación me alivia, me contiene y me ilumina como un rayo de sol que rompe la inercia de la cotidianeidad, de la desidia.

Pero esa frase ¿Es real? ¿Siempre hay alguien? Me levanto y miro un poco más allá de mí, no necesito ir tan lejos, observo y reconozco… reconozco esos rostros sin ALGUIEN, reconozco las ausencias que sufren, las presencias interesadas que se acercan ocasionando mayor dolor y desilusión, reconozco sus miradas profundas que piden a gritos ser miradas y su sonrisa aliviada cuando realmente HAY ALGUIEN.

Entonces creo, creo fehacientemente en esto, creo que NO SIEMPRE HAY ALGUIEN y que somos quienes podemos ser ese ALGUIEN para otres en un vínculo de amorosa reciprocidad. Podemos ser esa presencia que acompaña, que sostiene, que escucha y comprende en la construcción de un inmenso tejido. Si, parece difícil en estos momentos en que estamos llamados a encerrarnos pero, aunque sentirnos cerca es necesario, podemos intentar entramarnos de otras maneras. Propongo salirnos un poco de nosotres mismes para transformarnos en ese ALGUIEN, ¿Qué raro no? Pero me encantaría que mi gran creencia sea finalmente desmentida.

Todxs queremos y necesitamos ser cuidadxs en
algún momento de nuestras vidas, pero no todxs
cuidamos igual.

Virginia Cano

Los feminismos
ante el
neoliberalismo

“Desmontar la est/ética del mandato y, al mismo tiempo, criar la est/ética del desacato supone des-andar y rehusar la pedagogía afectiva neo-liberal recibida”

ANA

¿Qué es una vida más justa?

“Maternar en tiempos de cuarentena. Somos nosotras las que ponemos el cuerpo, las manos invisibles del cuidado."

“Salimos a buscar en el solcito otoñal esa calidez de la mano amiga que tanta falta hace”