Fase: Diario Común se compone de testimonios de mujeres y disidencias producidos durante el aislamiento social preventivo y obligatorio.

Al hacer click en cada burbuja podrás acceder a un conjunto de experiencias que conforman un gran relato colectivo.

RELATOS DE MUJERES Y DISIDENCIAS FRENTE A LAS CRISIS

¿Qué hacer?

Hacía días rumiaba en nuestras conversaciones de whatsapp una pregunta ¿Qué hacer? Pregunta que se hizo colectiva, estalló y se multiplicó rebotando entre otras, ampliando reflexiones y sumando nuevas excusas para la charla compartida que tuvimos, tenemos y tendremos con o sin pandemia.

Sabíamos que la resolución de las urgencias del presente no podía ser ajena al ejercicio de una mirada colectiva hacia adelante. Se trata de motorizar el deseo en un contexto que parece barrerlo todo bajo el imperio de la necesidad. Bien, pero en contexto de aislamiento obligatorio las formas de hacer política se vieron afectadas.

El siguiente mensaje nos serviría para empezar a tramar algo más concreto: A la derecha no le conviene que tengamos historia. Paco Vidarte lo decía en relación al movimiento LGTBQ en España pero nosotrxs estábamos en Rosario y en el marco de la Facultad Libre compartiendo desde hace algunos años una serie de experiencias en relación al feminismo.

Quisimos generar registros. Narrar la potencia de nuestro hacer. Narrarlo hoy, a la par de la urgencia, desde la experiencia y en tanto protagonistas.

QUEREMOS HACER TEORÍA Y PRÁCTICA DESDE NUESTROS
REALES, VITALES Y PROFUNDAMENTE POLÍTICOS
PERO NUNCA INDIVIDUALES. NO QUEREMOS SER PARTE
SÓLO DE LAS CONTABILIZACIONES NECROLÓGICAS,
QUEREMOS TAMBIÉN CONTAR TODO LO OTRO.

4 consignas atravesadas por una pauta: la interpelación de las experiencias colectivas que mujeres y disidencias estábamos teniendo en el marco del aislamiento obligatorio y lacrisis general. Una suerte de cartografía.

- ¿Toda crisis es una oportunidad?
- ¿Las crisis afectan de modos diversos a mujeres y disidencias? ¿Qué hacemos frente a las crisis? ¿Y frente a ésta?
- ¿Qué implica cuidarnos en épocas de crisis?
- ¿Cómo se reconfiguraron las instancias colectivas a tu alrededor?

Así como desde los Encuentros Nacionales de Mujeres, Lesbianas, Trans, Travestis y No Binaries hacemos que la circulación de la palabra en primera persona se convierta en relato común, pero no monolítico, decidimos que todos los testimonios serían publicados en su totalidad y salimos con la convocatoria a través de redes sociales y whatsapp el 4 de mayo estableciendo un plazo de seis días hasta el cierre.

Un registro político y feminista

Lo interesante de los planteamientos cuando se vuelven públicos son las repercusiones que generan: ¿y por qué los hombres no? ¿y yo qué puedo contar? Todo eso también sucedió y generó micro sismos.

¿Qué tipo de politicidad hay en nuestra construcción del tejido de lazos comunitarios?

Frente a la convocatoria se movió algo, se percibe. En primer lugar, la constante devolución: “qué necesario”. Pareciera que nos cuesta a veces reconocer el valor de nuestras prácticas políticas y feministas durante las crisis. Y entonces de lo que se trata es de colectivizar nuestro relato (no para darnos cuenta de que todxs decimos lo mismo sino para encontrar algunas tramas estructurales), no pensarnos solxs y a la vez potenciar nuestros saberes al compartirlos.

No -sólo- porque deseamos un mundo más igualitario en un futuro, sino porque en el mientras tanto tenemos agite y construcción de alternativas que nos mueven hoy de donde estamos. Las cosas no son así, están así..

La propuesta fue dar testimonio. Dejar marcas, en definitiva. Un esfuerzo por descubrir lo permanente en lo que parece efímero. Porque el tejido de lazos no sólo es horizontal sino que también implica tender puentes con nuestras historias, trazar líneas más o menos erráticas en torno a las vivencias de mujeres y disidencias en otras crisis. Porque queremos ver qué aspectos se mantienen y profundizan y qué experiencias nuevas inventamos con otrxs.

PORQUE NO SE TRATA DE ANDAR FUNDANDO A CADA
PASO SINO DE TRAZAR MEMORIAS COMPARTIDAS. DE ESO
SE TRATA LA COMUNIDAD.

Queremos abrir discusiones en esta coyuntura, que entendemos de crisis pero no de guerra. Compartir nuestras prácticas y repensarlas forma parte de un acto de desajuste. Pero no sólo eso, hacer dialogar nuestros testimonios, inscribirnos en el marco de experiencias colectivas y resignificar lo evidente y cotidiano, se convierte en un profundo ejercicio de reflexión-práctica política.

Dice MM, que no es Mauricio Macri, sino María Moreno, “brujería necesitamos, organización y trama, la consistencia de una amistad nueva, singular, micropolítica, amorosa.” Así, del conventillear se pasa a la red de cuidados en acción, de la red a la política. Como decía Elsa Mura, militante peronista del gremio del vestido.

PARA QUE SE COCINE ALGOPOR ARRIBA NECESITAMOS
FUEGUITOS POR ABAJO”.

De eso se trata la imaginación política y fue con esa mira con la que lanzamos esta propuesta.